En los primeros años de creación de una startup, surgen desafíos por todas partes: ofrecer la mejor experiencia a los clientes, mantener el enfoque adecuado para innovar en productos y servicios, contratar a los mejores talentos, acelerar el tiempo de comercialización, expandirse internacionalmente, formalizar los procesos manteniendo la flexibilidad…
Aunque la externalización de la relación con el cliente podría ser una solución a muchos de estos desafíos, algunas startups todavía desconocen las ventajas de este servicio o dudan en utilizarlo por razones de madurez, estrategia de crecimiento, etc.
Aquí tienes algunos consejos para entender si la externalización de la relación con el cliente es una buena idea o no para apoyar el crecimiento de su startup.

the nest outsourcing startup
SHARE